Necesitaba organizar un cumple diferente y se me ocurrió Bbike. Estuvieron muy abiertos a dejarnos poner comida, decorar… El conductor fue genial: tuvo mucha paciencia con nosotros, que estábamos más pendientes del cachondeo que de pedalear, jeje.

Pablo